EMILIO_DAX.jpeg

Emilio a paso de gigante (Crónica de Marc Lavie. Dax, 08/09/18)

Fecha: 12-09-2018
Titulo: Emilio a paso de gigante (Crónica de Marc Lavie. Dax, 08/09/18)

La muy interesante corrida de toros de Victorino tuvo el privilegio de encontrar en su camino un torero en estado de gracia: Emilio de Justo. Que triunfó completamente en dos registros diferentes. Primero con un segundo, con cara, que era el más pequeño, el más blando pero también el que tenía la mayor clase del envío del ganadero de Galapagar. El torero de Cáceres fue capaz de cogerle el ritmo y logró una de las cosas más difíciles: torear al ralentí. Hubo tres series lentas con la mano derecha, declinando perfectamente el muletazo y alargandolo hasta el infinito, de pureza cristalina. Por la izquierda, el toro tenía más nervios y Emilio resistió bien una serie. La banda de música lo acompañó con el solo de trompeta de "Concha Flamenca". Lo mató de una desprendida entera que fue efectiva y cortó una oreja de gran valor.

De Aún más valor , más legítimo fue el obtenido en el quinto, que propuso un combate muy diferente. Un toro rudo, amargo, terriblemente exigente, vendiendo caro cada uno de sus embestidas . Emilio de Justo aguantó a cada una de ellas , con unas agallas y una inmovilidad admirable, mostrando un aguante indecible. Pero, a diferencia de otros "especialistas de Victorinos" , no es un aguante para hacer polvo y entrar en una batalla defensiva, sino que, por el contrario, es para torear de verdad, sin perder la más mínima de pureza en cada uno de sus gestos, imponiendo su sitio, su gesto, su largura y su ritmo. Faena increíble. Después de un pinchazo profundo y eficaz, se le dio una oreja que sabía a poco , confieso que le habría dado las dos. A la salida de la plaza, nuestro amigo y compañero José Antonio del Moral, que no es nuevo en esto, nos confió que era una de las faenas más importantes que había visto en los últimos años. Compartimos esa opinión, porque muy pocos toreros, de ayer y de hoy, hubieran podido dar pases de este quinto. Hoy, Emilio, después de muchos triunfos en Francia y España, ha dado otro paso de gigante. La temporada 2019 está a sus pies.

La corrida de Victorino tuvo aún más el privilegio de estar en el camino Emilio de Justo, que si nos había dejado con el cártel de los otros dos toreros, hubieramos salido abatidos. El toro de apertura no se entregó en los primeros tercios pero tuvo una nobleza envidiable en último tercio. Tardando para centrarse , luego para descentrarse, Curro Díaz sólo lo aprovechó en dos bonitas series por la derecha. Desarmado, entró en pánico y no quiso ver el cuarto, que mató a la carrera después de dos minutos de Faena.

Frente a un tercero encastado, que tomó 2 puyazos fuerte , Garrido, valiente pero desunido , trató de torear a una velocidad vertiginosa y lo mató muy mal, fallando el toro en el primer pinchazo, dejando al tercer viaje un terrible bajonazo. El sexto fue más pacífico, pero los intentos de Garrido no se llegaron a las gradas. Especialmente porque Emilio de Justo había ganado todos los corazones. (M.L.)

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Calle Joaquín Costa, nº8, 3ºF
44001 Teruel